Inicio
Próximos Eventos

Arsenal basico de farmacos coadyuvantes

 

CAPITULO 10

Arsenal Básico de Fármacos Coadyuvantes

1. - Drogas que actúan sobre el sistema nervioso.

Amitriptilina

(Comprimidos de 25 mg)
De gran utilidad en control del dolor neuropático, es un antidepresivo tricíclico  y se comienza usando  25mg diarios aumentando de a 25 mg cada 3 días hasta controlar el dolor, las dosis habituales varían entre 50 y 100 mg divididos en 2 dosis pudiendo llegar a 150 mg diarios, los efectos colaterales son hipotensión ortostática, boca seca, retención urinaria y constipación.

Carbamazepina
(Comprimidos de 100 mg)
Se utiliza en dolor neuropático del tipo shooting pain (disparos o descargas), es un anticonvulsivante y sus dosis habituales son entre 100 y 200 mg cada 12 horas.

Fluoxetina
(Comprimidos de 20 mg)
Es frecuente que los pacientes oncológicos presenten depresión  en cuyos casos podemos utilizar este fármaco que es un inhibidor selectivo de la serotonina. También potencia la acción de los opioides.

Haloperidol
(Ampollas de 5 mg y comprimidos de 1-5mg)
Es un fármaco neuroléptico, de esencial utilidad en pacientes que están recibiendo opioides ya que es la mejor terapia para el control de la nausea y los vómitos producidos por estos. Las dosis usuales son 1 a 5 mg c/12.24 horas. También es posible utilizarlo en mezcla con opioides ya sea vía subcutánea o peridural. Controla además estados de excitación psicomotora.

Diazepam
(Comprimidos y ampollas de 10 mg)
Ansiolítico de utilidad también por su capacidad de relajación de la musculatura lisa estriada reduciendo los dolores generados por espasmos musculares. La dosis usual es de  5-10 mg c/8-12 hr.

Metilfenidato
(Comprimidos de 10 mg)
Es una anfetamina de acción corta, su utilidad en dolor oncológico radica en su capacidad de combatir la sedación provocada por la morfina permitiendo aumentar las dosis de ésta sin ese efecto colateral, las dosis habituales son   2.5 a 10 mg 2 a 3 veces al día.

Hidroxicina
(Comprimidos de 20 mg)
Es un fármaco ansiolítico-sedante que posee efectos antihistamínicos importantes. Potencia la acción de los opioides y por otro lado combate el mareo y las nauseas provocados por ellos. Las dosis habituales son 20 mg cuatro veces al día con los opioides, pudiendo en la noche subir a 40 mg

2. - Coadyuvantes gastrointestinales

Metoclopramida.

(Comprimidos y ampollas de 10 mg)
Todo paciente que recibe morfina tiene un retardo en el vaciamiento gástrico por lo que es conveniente adicionar Metoclopramida en dosis de 10 mg entre media y una hora antes de las comidas hasta por cuatro veces al día.  Indirectamente contrarresta también los vómitos, permitiendo usar morfina oral. También ayuda a evitar la constipación  al mejorar el peristaltismo intestinal.

Ranitidina
(Ampollas de 50 mg y comprimidos de 150 y 300 mg)
Inhibe la secreción basal y estimulada de ácido clorhídrico gástrico por lo que es de extrema utilidad en los pacientes que reciben AINES vía oral tanto en la prevención como en el tratamiento de  gastritis medicamentosa. Las dosis usuales son de 150 mg c/12 o 300 mg de liberación sostenida c/24 hr.

Laxantes

De rutina deben emplearse si hay constipación provocada por los opioides, existe una gran variedad. Se recomienda los que contengan un laxante de contacto (estimulante del peristaltismo) con un ablandador fecal.

Antieméticos

Referirse a información bajo Haloperidol y Metoclopramida,  y entre otros  tenemos difenidol   y la meclizina

Antiespasmódicos.

Se usan para el alivio de los dolores generados por cólicos intestinales. En dolor por cáncer su utilidad es relativa dado que los cólicos habitualmente son secundarios a una suboclusión intestinal en la que una mezcla de Metamizol y opioides  es más efectiva.


3. -Corticoides.

Reducen la inflamación y la sensibilización neural periférica; y posiblemente modifican el componente afectivo, son de extrema utilidad en el paciente oncológico.

Indicaciones:

Específicas:
Hipercalcemia
Paraplejia incipiente
Neuropatía carcinomatosa
Disnea: por neumonitis post radioterapia, linfangitis carcinomatosa, estridor por  compresión traqueal.
Obstrucción de vena cava superior.
Derrame pericárdico.
Hemoptisis.
Obstrucción de víscera hueca: bronquio, uréter, intestino.
Sudoración/diaforesis
Inflamación post radioterapia.

En alivio del dolor:
Aumento de la presión intracraneana.
Compresión neural.
Compresión medular.
Artralgia metastásica.

Generales:
Para mejorar el apetito.
Para dar una sensación de bienestar.
Para mejorar la fuerza.

¿Cuál corticoide, que dosis y por cuanto tiempo?

Desgraciadamente,  hay poca literatura al respecto y no hay un consenso acerca de estas interrogantes; diversos autores proponen esquemas de tratamientos corticoidales diferentes, pero todos coinciden en que se logra un beneficio indudable con su uso.
Los más utilizados son la Prednisona, la Dexametasona y la Metilprednisolona.
Si van a ser usados como control del cáncer debemos referirnos a los esquemas terapéuticos diseñados por las diferentes especialidades para ello.
Al usarlos como coadyuvantes en la terapia paliativa anticancerosa autores  como Twicross proponen tratamientos cortos de no más de una semana con dosis que no superen los 32 mg de Metilprednisolona o 6 mg de Dexametasona diarios administrados al desayuno, los que pueden ser suspendidos abruptamente sin mayores consecuencias. Este esquema puede ser repetido en caso de obtener beneficios consistentes.