Inicio
Próximos Eventos

Bloqueos Neurolíticos


CAPITULO 11

Bloqueos Neurolíticos


Son la alternativa actual a las técnicas neuroquirúrgicas que tienen por objeto la destrucción de las vías del dolor, son de menor riesgo y, correctamente ejecutadas, tienen un alto porcentaje de éxito con una aceptable incidencia de efectos colaterales.
Solo deben realizarlas médicos con experiencia y habilidad en la técnica, que sean tratantes de pacientes con dolor crónico y solo como una de las medidas terapéuticas dentro del programa de terapia multimodal para pacientes cancerosos avanzados.
Se debe hacer una cuidadosa selección del paciente, el procedimiento debe provocar el máximo alivio con un mínimo de efectos colaterales: evaluar el riesgo-beneficio.
Los bloqueos más utilizados son: los espinales (subaracnoideo y peridural) para el dolor somático o neuropático y los del sistema nervioso autónomo para los dolores viscerales. (plexo Celiaco, Hipogástrico superior y ganglio de Walther)
Este  tipo  de  procedimientos  se  realizan en  un  área  especial, que cuente  con   maquina  de anestesia   o por lo menos  sistema  de oxigeno y  sistema de succión.  De preferencia  se  realizan  en  un quirófano, que cuente  con equipo  de  rayos  X  o en su caso  Arco en C. (Fluoroscopia)

Bloqueo Neurolítico Subaracnoideo.

Útil en dolor de extremidades inferiores, lumbares, abdominales o tórax bajo; no es útil en tórax alto ni extremidad superior.
Se utiliza alcohol absoluto en dosis de 0.5 a 1 ml, inyectados en el espacio subaracnoideo en el asta posterior correspondiente a la zona del dolor. Para esto se debe consultar lámina de anatomía que nos muestra a que nivel vertebral está el sector a bloquear, esto es dado a que no tiene correlación la vértebra con el segmento  medular del mismo nombre.
Para que quede el alcohol (hipobárico) en contacto con el asta posterior de determinado segmento es necesario colocar al paciente en posición lateral con el lado a bloquear hacia arriba inclinado ventralmente 45% en una mesa quirúrgica, y doblarla de tal manera  que el punto a bloquear sea el mas alto.
Como  procedimiento preliminar  para  corroborar el sitio y alcance  del  mismo se  recomienda  realizarlo  con Lidocaina. Esto nos  asegura  un pronóstico  adecuado.
Deja anestesia permanente en los dermátomos bloqueados y en caso de afectarse las raíces anteriores tendremos disfunción motora y hay riesgo de pérdida esfinteriana.


Bloqueo Neurolítico Peridural.

Se utiliza en dolor cervical o tórax superior.
El fármaco mas utilizado es el fenol al 10%, este se debe preparar en fresco con cristales de fenol en suero fisiológico.
Deben siempre usarse anestésicos locales como dosis de prueba pronostica y posteriormente utilizar el mismo volumen de agente neurolítico que el de anestésico con que se obtuvo alivio del dolor.
Técnica simple, que no deja gran déficit sensitivo, pero con cierta frecuencia tenemos disfunción esfinteriana., por lo que muchos lo han dejado de lado.


Bloqueo del Plexo Celiaco

Anatómicamente se encuentra ubicado en el  retroperitoneo a nivel de la unión de T12 y L1, está formado por dos grandes ganglios que reciben fibras de los tres ganglios esplácnicos y del vago.
Está indicado en dolor de tipo visceral de origen canceroso proveniente del abdomen superior. La gran indicación es en cáncer de páncreas, siendo también de utilidad en los de hígado, estómago y colon.
Técnica: El paciente en decúbito prono con un cojín bajo el epigastrio. El punto de entrada de las agujas es bajo la 12º costilla a 7 cm. de la línea media. Usando trocares calibre 22 de 7” se dirigen en 45º hacia medial en dirección a la articulación T12-L1 bajo fluoroscopia. Una vez contactados los cuerpos vertebrales se retira levemente la aguja y se redirige para que avance algunos mm. por delante de la columna quedando la punta paraaortica en el retroperitoneo. Se inyectan 3-4 ml de medio de contraste a cada lado y si está bien ubicado se procede a la neurolisis con 10 ml de fenol al 10% por lado.
Complicaciones: Diarrea por bloqueo simpático de los intestinos que es de fácil control; hipotensión ortostática que puede durar 2-3 días; Dolor lumbar por irritación del psoas al paso de los agentes neurolíticos, se recomienda el uso de AINES por algunos días para aminorar este efecto..


Bloqueo del Plexo Hipogástrico Superior.

Se encuentra ubicado en el retroperitoneo bilateralmente, sobre los cuerpos vertebrales L5 y S1 y contiene las fibras aferentes que inervan los órganos pelvianos.
Está indicado en el control del dolor debido a extensión tumoral cancerosa de tipo visceral estos órganos.
Técnica: Con el paciente boca abajo con un cojín bajo la pelvis, se realizan marcas a 7 cm de distancia a ambos lados de la articulación L5-S1, con los mismos trocares del bloqueo Celiaco se introducen por estas marcas en un ángulo de 45º hacia medial y en 30º hacia caudal hasta tocar la cara lateral de L5-S1, (con fluoroscopia) se retira unos milímetros y se redirige haciendo que pase rozando la pared lateral del cuerpo vertebral y se asome algunos milímetros por delante de este quedando retroperitoneal, se inyectan 3 ml de medio de contraste a cada lado verificando con fluoroscopia en dos planos la buena posición, se realiza la neurolisis con 8 cc de fenol al 10% por lado, se deja al paciente boca abajo por 2 horas.
Cuidado en pacientes jóvenes ya que es frecuente la disminución o abolición de la libido y el orgasmo.


Neurolisis del Ganglio de Walther

Es el único ganglio impar de la cadena simpática y está ubicado por delante de la unión sacrocoxígea.
Su bloqueo es específico para dolores perineales, vesicales, rectales o anales provocados por tumores o radioterapia.
Especial éxito en rectitis actínica pos radioterapia de cáncer cervicouterino.
Técnica: Con el paciente en posición lateral y las piernas semiflectadas, se ubica por fluoroscopia la unión sacrocoxígea, se dobla en forma de C un trocar espinal calibre 22, el que se introduce a través de la membrana anocoxígea en dirección a la articulación sacrocoxígea, una vez que la punta esté en posición se inyectan 3 ml de medio de contraste, el que se verifica en dos planos que esté sobre la articulación, al centro de la pelvis y retroperitoneal, se realiza la neurolisis con 5 ml de fenol al 10%.
No se describen complicaciones de importancia.