Barreras para un efectivo manejo del dolor

 

por el Dr. Edward Rabah Heresi

Barreras para un efectivo manejo del dolor

 

La evidencia es sugerente de un deficitario conocimiento del manejo del dolor por las enfermeras y médicos contribuye a un pobre resultado con los pacientes mayores. Esta falta de conocimientos la mayoría de las veces es debida a que poseen muy poca educación formal en este tópico. Se hace imperativo la creación formal de programas educacionales que provean información definitiva y objetiva del uso de medicamentos para el alivio del dolor en los ancianos. En algunos países se notan algunos cambios ,estos  deben incluir la entrega de herramientas para evaluar  y monitorear el dolor en el anciano y las estrategias de tratamiento correspondientes.

 

Es de suma importancia entrenar al personal que cuida ancianos para que posean la habilidad de observar y reportar el dolor de estos. Esta habilidad cobra real importancia cuando no pueden articular palabras y el dolor debe ser pesquisado a través de señales conductuales.

 

El tratamiento efectivo del dolor puede también ser difícil en algunos ancianos por sus creencias culturales. Por ejemplo un estudio reciente encontró que en algunas  comunidades indígenas hay un miedo considerable al uso de morfina en las etapas finales de la vida. La creencia popular es que la morfina era la droga que se usaba para “deshacerse de mi”, en este estudio además se señala que los indígenas temían a las agujas y no entendían acerca del uso de los medicamentos y cuidados paliativos para mitigar su sufrimiento, se hace hincapié en la necesidad de identificar los factores culturales de cada anciano en particular en todos los aspectos de sus cuidados.

 

Hay enorme evidencia demostrando que algunos de los miembros de equipos que cuidan ancianos tienen errores de concepto y mitos acerca del manejo del dolor y estos pueden ser una de las barreras mas importantes a vencer para un adecuado y efectivo alivio del dolor, la siguiente tabla provee una visión de algunos de estos mitos y los hechos reales de cada caso.

 

Mitos comúnes en el manejo del dolor